lunes, 22 de marzo de 2010

UNA MARAVILLA NATURAL


El Salto Ángel
(Kerepakupai-meru)





Aunque el descubrimiento de esta maravilla de la naturaleza se le atribuye al famoso aviador Jimmy Ángel, quien aterrizó en 1937 de manera aparatosa y abrupta en la meseta del Tepuy, el asunto sigue siendo objeto de controversia. Viajaban con Ángel, en su avioneta “Flamingo”, su esposa María, Gustavo Heny y Miguel Delgado. Hay quienes piensan que ya este Salto era conocido por los indígenas de la región, incluso se dice que en 1.910 el explorador Ernesto Sánchez había comunicado el hallazgo al Ministerio de Minas e Hidrocarburos. Lo que sí no tiene ninguna discusión es que esta portentosa manifestación de la naturaleza, orgullo de nuestra tierra venezolana, está optando hoy en día a convertirse en una de las Maravillas del Mundo. Cada vez está más cerca, pues ya ha pasado a estar entre la 14 más votadas, esperando al 6 de Julio de 2010 cuando quedarán elegidas las 7 Nuevas Maravillas del Mundo.

El Salto Ángel, también conocido por su nombre pemón, Kerepakupai-meru, llamado erróneamente Churun-meru, es la caída de agua más alta del mundo, situado en la zona protectora conocida como Parque Nacional Canaima, el cual fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1.994. Muchas razones juntas para sentirnos orgullosos de nuestra tierra e incentivar un turismo más consciente de lo que tenemos y debemos cuidar y conservar. En Canaima, Santa Elena de Uairen y Ciudad Bolívar, existen empresas operadoras de turismo que realizan las visitas tanto por tierra, llegando a la cúspide del Tepuy, como por agua, a través de sus ríos, y también por vuelos contratados. En este caso, si las condiciones lo permiten, los turistas pueden acercarse de una manera asombrosa e impactante al majestuoso Tepuy y su envolvente caída de agua. Las fechas más convenientes para visitarlo por sus condiciones climatológicas son los meses que van de Junio a Diciembre, cuando hay más volumen de agua en la caída, aunque no existe garantía cierta de divisar el Salto pues los días nublados a veces lo impiden. Si eres de los más aventureros, (esto es algo que atrae a la mayoría de los visitantes extranjeros) te ofrecen una excursión ideal que te permitirá acampar al pie del imponente Salto.
Durante el primer día llegarás al Parque Nacional Canaima en avión y serás trasladado a un campamento aledaño a la Laguna de Canaima. Luego de recuperar fuerzas con un almuerzo completo de pollo y carnes en vara preparado por los indígenas, se hará un descanso para salir posteriormente a un paseo de excursión al Salto del Sapo. Por la Laguna de Canaima, en las embarcaciones conocidas como Curiaras, verás el Salto Ucaima, el Guadamis y otros. De ahí saldrás para pernoctar en el campamento ubicado en la Isla La Orquídea, acompañado de
una cena reparadora, y dormirás en hamacas típicas de la región. Al día siguiente te enrumbarás hacia el Salto Ángel navegando los ríos Carrao y Churún bordeando el Auyentepuy, llegarás a la Isla Ratón para iniciar la caminata en ascenso, de una hora aproximadamente, a través de la selva hasta llegar al muy conocido mirador Laime. Desde allí observarás toda la maravilla y magnitud del Salto Ángel desde su base. Posteriormente regresarás al campamento. Aunque esta es la excursión más conocida hay innumerables maneras de conformar estos paseos. Los operadores locales pueden adaptar tu viaje a la necesidad, nivel de dificultad y exigencia que desees.


Julio Arnaldes
info@primeraclase.net


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario